Hay que decirlo más

Empezamos bien la semana. Ayer me acosté con el escueto teletipo del tercer atentado, aún entonces sin datos de víctimas de estos indeseables oriundos terroristas y hoy cuando he escuchado al levantarme a Carlos Herrera a punto de soltar improperios entendí que su infinita indignación no era por meros cristales rotos.

http://es.youtube.com/watch?v=MXolkYmTzsQ

A uno siempre le pasa por la cabeza en estos momentos pagarles con la misma moneda pero eso nos rebajaría a su mismo nivel. Ellos arrebatarán vidas ajenas pero nosostros aguantamos y poco a poco les vamos acorralando más.

Y esperemos que los políticos no se tiren los cadáveres.

Hace tres años

Hace tres años a estas horas estaba en una desierta cafetería con un par de amigos. Uno de ellos había estado por la mañana en Atocha. Entre ansiolíticos y demás productos estaba mucho más tranquilo que por la mañana. Iba como todos los días para el hospital donde estudiaba medicina en la C-5. Le tocó salir por patas de Atocha. Cuando llegó casi a Méndez Álvaro, llamó a su madre para tranquilizarla y llamó a uno de nosotros para decirle que estaba bien. Eso sí que es mantener la cabeza serena para evitar posibles histerias familiares. E hizo bien, pues al cabo de un rato, las redes móviles estaban colapsadas o restringidas para servicios de emergencias.

Continue reading