Y Michael Jackson murió

Esta semana estoy al otro lado del charco por trabajo y acabo de ver en las noticias el boom de la muerte del Rey del Pop, Michael Jackson. La mayoría de las cadenas están en modo mono-tema y Larry King tiene en quince minutos preparado show especial.

Yo la verdad es que no soy muy fan de su trabajo. Por casa está una cassette de Bad y un VHS de Thriller, heredados de la familia, y tendría que mirar los vinilos de mi tío, pues lo mismo hasta me llevo una sorpresa. En cualquier caso, si a uno le preguntaran quién es el rey del pop, la estrella sobre las estrellas, seguramente inmediatamente diría que es o era Jackson.

Con un personaje tan estravagante, que ha llenado libros y libros de psicólogos son sus peculiares «peter panadas«, que más de uno catalogaría de infantil, también ha sido bastante listo o se supo asesorar bien, pues el catálogo de derechos de autor que llegó a controlar pasa por The Beatles, Elvis -el otro Rey, pero no del pop-, etc.

Tiempo es para sus fans de llorar, de las discográficas de reeditar todo lo que puedan tener de él, de los medios de poner el Thriller y sus vídeos ochenteros y de los noventa, y sobre todo, de las Anasrosasquintantas del mundo de sacar toda la mierda que puedan del baúl de los recuerdos, juicios, operaciones, drogas y todo lo que se puedan inventar. Y es que un fallo cardiaco como posible causa de la muerta deja la puerta a mucha mierda.

Es buen momento para eBay.

Larga vida al mito.

La dichosa cruz de la Renta

Yo no podría haberlo expresado mejor que el que hiciera y pegara este cartel por la zona de Tribunal en Madrid.

Ni cruces ni cambio climático en Tribunal, Madrid

Ni cruces ni cambio climático en Tribunal, Madrid

Y de bonus extra, el cartel de al lado, sobre la independencia de los servicios informativos de Telemadrid. Independencia de la calle Ferraz, se entiende.

Yo sin saberlo he seguido este año el consejo de algunas organizaciones laicas y similares y he pasado de marcar las dos casillas. La Iglesia Católica creo en mi opinión que debe dar ejemplo de lo que predica, y entre otras cosas, predica la virtud de la pobreza. Y por uno mismo se empieza. Y la segunda casilla, la de los fines sociales, bueno, dado que va a dedicarse a ONGs y no sabes de qué corte son, que pueden ser también religiosas o bien de esos tolerantes amigos de los animales que van soltando bichos y provocando mayores desastres medioambientales, pues nada, más dinero para el Tesoro Público, que falta les hace para pagar parados.

Aún quedan algunos días para los despistados que no han rendido cuentas con el Fisco y evitar contribuir, entre otras cosas, con lo que dicen los carteles tan majos que uno se puede encontrar por la zona de Malasaña en Madrid.

En el día de la euro-reflexión…

En el día de la euroreflexión, donde todos tenemos que decidir qué hacer mañana, si ir a playa, a la montaña o a tomar un vermú para justificar cómo pasamos del Europarlamento como los mismos políticos pasan de Europa en sí, me viene a la memoria cierto vídeo que Nushh puso por su antiguo blog de LJ en el que los MEPs corrían prestos a firmar la jornada laboral del viernes… sin pegar palo al agua…

http://www.youtube.com/watch?v=xnMtc_QJ4-E

Da igual a quién votes mañana, todos van a hacer lo mismo. Por eso mismo creo que en esta campaña electoral de lo que menos se ha hablado es de programa para Europa. No lo tienen. Más que Europarlamento es el Euro-Asilo español para políticos. Cumbre de la incompetencia y del gasto de la dieta pública. Y todo a ritmo de la novena mal tocada de Beethoven y a 14000 leuros al mes.

Yo les propongo que realicen el ejercicio de comprobar si, para la elección que vayan a hacer mañana, conocen al menos algo de su programa específico para Europa y al menos a los cuatro primeros de la lista.

Yo creo que me quedo con el vermú.

Nimoy por Fringe

Si hace unos capítulos de la primera temporada de la más que recomendable Fringe, también de la factoría J.J. Abrams, Leonard Nimoy le puso voz al misterioso William Bell, por fin y en los últimos segundos del episodio There’s More Than One of Everything, lo podemos ver.

Leonard Nimoy en Fringe como William Bell

Leonard Nimoy en Fringe como William Bell

El anterior episodio, The Road Not Taken, tenía guiño incluido a su último pelotazo de La Franquicia, Star Trek (2009), con friki que se cree Sarek, padre de Spock y que los romulanos han viajado atrás en el tiempo hasta la época actual y justo emitido en la semana del estreno de la película. Es un genio del product placement.

Sin entrar en demasiados detalles, y a pesar de ser temas clásicos de la ciencia ficción, tanto en Fringe como en la última temporada de Lost, Abrams está recurriendo a dos grandes argumentos que han dado mucho juego a lo largo de las distintas series de Star Trek. Y hasta aquí leeremos por hoy para no aguar sorpresas de la quinta de Lost ni de la primera de Fringe. Y por ahora, cumple con lo prometido: no es Expediente X ni hay alienígenas…

Larga y próspera vida a la incursión trekkie de tito J. J.

¿Y por qué ha suspendido mi niño?

¿Y por qué ha suspendido mi niño? Si le compramos el ordenador estas navidades… con eso hacen los deberes, ¿no?

Esta cita no la he oído yo. La ha oído mi madre, que lleva más de media vida enseñando. Y no la oyó  ayer ni hace un año. La ha estado oyendo desde hace diez años a padres «sorprendidos» por los suspensos. A día de hoy, la mayoría de los libros de texto traen CD con actividades adosados a la parte interior de la contraportada. La mayoría siguen precintados. Y no es porque no tengan ordenadores. De hecho, falta de todo menos ordenadores. Empezando por motivación por parte de todas las partes.

Y eso no se arregla haciendo pedidos a Dell ni otro fabricante.

Bill Maher, la gripe nueva A porcina y la evolución

En la edición del viernes pasado de Real Time with Bill Maher, en sus New Rules y comentario final, Bill Maher se despachó a gusto con los creacionistas y su relación con el nuevo virus mutante de gripe porcina-nueva-A. En inglés me temo, pero muy recomendable:

http://www.youtube.com/watch?v=MyxxTT5la6Q

El día en que mi colegio se acordó de mí

Están a punto de pasar diez años, que se dice pronto, desde que dejara el colegio en el que estuve desde primero de preescolar hasta el COU -chico LODE- para entrar en la Universidad y dejarla de nuevo por el mundo laboral con un título bajo el brazo. El cole de bien en el que estudié toda mi vida preuniversitaria cumple este año 25 años y se ha acordado de sus promociones. Para tan magno evento, van a editar el clásico dosier-revista «mira qué majos que somos y lo estupendo que éramos y seguimos siendo.»  Y por supuesto, quieren unas líneas de escogidos alumnos de cada promoción.

Resulta gracioso que ahora se acuerden de uno que perteneció a un curso al que sistemáticamente la dirección ignoró y marginó año tras año. Decían que éramos malos y, por ejemplo, perdíamos las salidas buenas y nos colocaban los restos. Llegamos a ir dos veces consecutivas al mismo periódico. Sería para ver si habían cambiado algo.

Continue reading