Cobrar por cobrar

Hoy se me ha ocurrido llamar para ver el consumo actual de móvil a Movistar a su servicio de consulta de consumo y factura. La verdad es que lo hago de vez en cuando, sobre todo cuando se acerca el fin del periodo de facturación para ver si «llego» al mínimo del contrato, los 9 leuros en llamadas, y sí, tampoco gasto tanto móvil. Y mira qué maravilla sorpresa me llevo, me avisan de que a partir del 18 de diciembre, las llamadas hasta ahora al 666 gratuitas pasan a costar 15 céntimos de leuro. No, si ahora vamos hasta que tener que dar las gracias a las compañías porque les digamos a cuánto asciende nuestro gasto en su empresa por la prestación de sus servicios. El caso es cobrar por todo.

A mi la verdad es que no me afecta porque cuando me acuerdo de mirarlo es cuando tengo un ordenador delante y lo hago por la web de Movistar para clientes. Pero me están empezando a tocar muy mucho los cojones los del moco amarillo-verdoso y si les da por alguna cacicada más de estas lo mismo me da por probar eso de la portabilidad de número a otra compañía, ahora que están empezando a salir los Operadores Móviles Virtuales y el Currufur entre otros tiene ofertas nada despreciables. Otra cosa es cuánto tiempo van a mantener el servicio a esos precios.

Siguiendo el hilo de los Operadores Móviles Virtuales, no termino de entender el planteamiento de Movistar y su «matrix», la Telefónica. Ahora que entran en juego más operadores y mas competencia, los asentados se dedican a incrementar el coste de los servicios secundarios. Puede que por llamadas bajen un céntimillo durante tres meses o que la navegación por Internet en verano por sus pasarelas móviles sea más barata, pero en cuanto te descuidas, te pegan unos palos alucinantes que te dejan temblando a base de doblar los costes de navegación, consulta de saldo/consumo, etc. A este paso van a aprender de los bancos y cobrar hasta por los SMS de aviso de factura.

De acuerdo que los operadores móviles al igual que los fijos deben ir orientándose poco a poco a la oferta de más servicios de valor añadido por los que los usuarios estaríamos dispuestos a pagar. Así irían subiendo el porcentaje de tráfico de datos frente al tráfico de voz, donde algún día llegarán a sacar de ahí sus dineros. Pero no se trata se aumentar el ARPU a costa de incrementar el precio de los servicios. Se trata de incentivar a los usuarios a que usen más sus servicios.

Pero como seguramente alguien me diría, si lo hacen es por algo. Sus cuentas habrán echado y saben cuánto pueden exprimirnos sin sentir la inmediata necesidad de salir corriendo a la competencia y arriesgarnos a perder el número. Juegan con ese factor. Yo sigo con mi ADSL original de Terra-ahora-Telefónica por mi IP fija. Adoro y necesito IP fija, por mucho sistema de dns dinámico que exista.
Lo peor es que, bien por vagancia bien por comodidad, seguiré siendo azul y me quedaré donde estoy… si no, tiempo…

Nuevas normativas de (¿in?)seguridad aérea

Creo que a este paso vamos a acabar subiendo a un avión de esta guisa con tanta normativa paranoica.

Seguridad aérea

Fotografía de CastaWaysTravels

Si a eso le añadimos el cachondeo que la semana pasada se montó con una página que te ofrecía -ahora ha sido eliminado, tras una visitilla del FBI– un servicio para generar tarjetas de embarque falsas para pasar el primer control de los aeropuertos americanos, pues uno se llega a preguntar si todo esto llega a ser efectivo, o es para meter miedo en el cuerpo, o simplemente una conspiración de las tiendas de los aeropuertos para que, como ahora habrá que llegar con un día de antelación para que verifiquen al más puro estilo CSI con la lamparita de luz negra si eso que llevas es champú al té verde o marranadas del Quimicefa, se sacan sus leuros a base de vender sudokus y sándwiches.

¿Se podrá subir ácido bórico? Lo digo porque yo no salgo de viaje sin mi Fungusol.

Mear en una botella

World of Warcraft

Estoy harto. Hastiado de tanto World of Warcarft, WoW o como tengan a bien llamarlo. En mi entorno es simplemente El Juego, con mayúsculas. Para mi, El Puto Juego, también con sus mayúsculas. Y no estoy cansado del juego porque yo juegue y pague religiosamente las cuotas mensuales para la dosis. Yo no juego y no creo que lo haga nunca. No, estoy cansado de tanto juego porque hace año y pico tenía amigos. Ahora tengo personas alienadas con las que salgo los fines de semana y el prácticamente único y monopolizador tema de conversación es el juego, sus últimas «conquistas» y victorias digitales o el último pique que tengan con alguien al que ni siquiera conocen pero odian a muerte.

Hace poco los creadores de South Park hicieron un episodio con ayuda de Blizzard, las perversas mentes que idearon tan adictivo producto, dedicado precisamente a la gente viciada a este juego. La verdad, no lo he visto, pero creo que no me hace falta verlo. Aunque digan que la realidad supera con creces a la ficción, este no llega a ser el caso. Mi gente todavía no llega a defecar en un plato o miccionar en botellas vacías de dos litros de Coca Cola por no levantarse y dejar el teclado cuando están a punto de lograr la pluma dorada de la cola del gran señor de ciénaga de peste oscura que les proporcionará unos fastuosos +5 puntos en alguna habilidad indispensable que justifique la pérdida de horas de sueño. Fascinante.

Continuar leyendo «Mear en una botella»

Divina hipocresía

Ted Haggard

Antes de irme a la cama se me ocurre mirar lo último pendiente que tenía en mis suscripciones de Google Reader y me encuentro en las de El Mundo el siguiente titular «Escándalo en EEUU tras admitir un líder evangélico relaciones homosexuales» WTF? Sigo leyendo. Me parto. Al parecer el personaje en cuestión, Ted Arthur Haggard, que se encuentra super-mega-mazo arrepentido de ello estuvo pagando a un tío por sus servicios durante tres años. Lo mejor, que este personaje se dedicaba a predicar micro en mano ante la cámara de la TV los horrores y demás imbeciligilipolladas que uno puede encontrar por todas partes. Y más aún, era el líder de la Asociación Nacional de Evangélicos de EEUU con sus treinta millones de fieles bajo su cabeza. Y cuando el chapero se percató de que su cliente llamado «Art» decía esas maravillas por la tele, pues se sintió traicionado y empezó el cachondeo. Como diría Walter,

Walter Sobchak: Do you see what happens, Larry? Do you see what happens when you fuck a stranger in the ass!

Por lo visto este amable caballero, casado y con sus cinco retoños, era considerado como de los más influyentes entre las confesiones evangelistas y había asesorado a la Casa Blanca y al mismo W. Pero no nos preocupemos, ya han corrido prestos a indicar que sólo han hablado «un par de veces» y poco más. Faltaría más. Que estas cosas se contagian. Lo de los escándalos digo. Ahora que ya estaban en pleno tema de intercambios de mensajitos congresita-becario. Suma y sigue.

¿Pondrán los rectos chicos de HaztehOmófogo el formulario correspondiente para bombardear los buzones de correo de medio mundo? ¡Cachis! Si es que esto sólo podría pasar entre esos disidentes del dogma único y verdadero de Roma. Y no en la de verdad. Risas.

Viendo su fotografía me recuerda a Patrick Swayze en Donnie Darko haciendo de lo mismo. ¡Qué coincidencias más curiosas!

Las sanciones de la ONU

Un tirano más

Tras desayunarnos con las pruebas de los juguetes de Kim Jong Il, la ONU condena con firmeza las pruebas. No he podido evitarlo, pero esto me recuerda a la película Team America: World Police, de los creadores de South Park y la célebre escena de Hans Brix y la «carta diciéndole lo mucho que estaban enfadados.»

Youtube nos rescata el fragmento de la misma, en versión original.

https://www.youtube.com/watch?v=Fn3JJJZJHWo

A ver en qué acaba todo esto. Los americanos ya están proponiendo acciones militares… alegría.

Día mundial contra los sistemas DRM

Against DRM

Por varios sitios leí que hoy se celebra el Día Mundial contra los sistemas de gestión de derechos de autor digitales de autor o DRM en inglés. Estos sistemas más que proteger a los autores exponen a los pobrecitos consumidores a tácticas intrusivas e increíblemente abusivas en aras de proteger los tan codiciados derechos de autor que suelen recaer en las mafias de las discográficas. Hace ya tiempo Sony nos dejaba sin previo consentimiento un bonito rootkit explotable en nuestros PCs con Windows al meter discos suyos y el reciente anuncio de Microsoft de su reproductor multimedia a lo iPOD, Zune, de que incluiría más DRMs que codecs caía en el absurdo de violar música licenciada bajo Creative Commons o similares al modificar la licencia de las canciones compartidas mediante la introducción de sistemas de DRM.

Yo insisto: señores discográficos, esta no es la solución, los chinos van a seguir vendiendo en las mantas y por los bares los DVDs, CDs y demás contenidos protegidos sin el menor problema porque estos sistemas de protección se acaban saltando, si no es por métodos software, con, por ejemplo, salidas de audio digitales y regrabando con las pérdidas. A los que joden -porque eso es joder- es a los consumidores finales y sobre todo a aquellos que encima se han dignado a adquirir su música con algún derecho de reproducción. Vayan a IKEA y redecoren su vida, o lo que es lo mismo, revisen sus modelos de negocio, que la vaca se les está quedando sin leche que ordeñar.

En DefectiveByDesign, más información.

Paisaje de lunes

Estas bonitas instantáneas pertenecen a los alrededores de donde vivo a eso de las 19:30 de la tarde. O tenemos vecinos muy sucios o nuestro querido gobierno municipal olvidó recoger por la noche o por la mañana la basura del fin de semana. O lo mismo la no recogida del amarillo permite iniciar ya en los propios contenedores el proceso de reciclaje licuando los restos orgánicos de las latas del tomate en contacto con el suavizante.

90

Aquí tenemos amarillo y verde, o han descuartizado a la abuela o por aquí hace tiempo que no pasa el camión de recogida. También es cierto que pilla bien «de paso» para los que tiran la basura desde el coche a lo burri-auto pidiendo hamburguesas desde el coche en el Burri King.

95

Unos metros más abajo un poco más de amarillo. Quiero creer que las bolsas grises al lado del contenedor dedicado a los residuos orgánicos y demás-cosas-no-amarillas-ni-verdes-ni-azules son de césped o hierbajos.

93

La paradoja: aquí una pareja solitaria entre las dos anteriores. Lo mejor es que un poco más abajo de la calle hay otros dos contenedores vacíos.

La conjura de los necios

Entre la Santa Iglesia Católica, Apostólica, Romana y Demás Hierbas y los Herederos del Profeta, menudo añito que llevamos… Por un gallifante, ¿qué viñeta/dibujo/animación ha provocado que se rasguen más vestiduras/quemen edificios/amenazas de muerte?

La (otra) serie polémica de MTV El papa de cacería según Al-Yazira Las viñetas de la polémica de este pasado verano

Facharico y sus amigos deben de estar esputando diamantes por la boca… ¡qué bien que se lo pasan! Unas sociedades tienen productos más sofisticados para entretener/controlar a sus individuos, como el Gran Hermano de turno, el fútbol, sus queridos líderes políticos desvariando y otras sacan un par de elementos ajenos, se presentan como afrentas y listo, la masa a la calle enfervorizada… esperemos que no acabemos con unas cruzaditas.

Bromas a parte, he de admitir que lo que aparentemente parecía una simple cita sacada fuera de contexto del discurso del Papa se me antoja toda una inteligente maniobra de estratega. La ola de furiosos seguidores al pie de la letra de los sus textos sagrados que se dedica a arrasar con toda cruz que pillen por medio y quemar muñecos con forma de Benedicto XVI no hace más que reforzar el papel de víctima de la Iglesia. ¡Pobrecitos nosotros! Además que refuerza en sí una de las citas de la polémica,

«Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicaba»

Pueden ir por «lo bajini» diciendo «si en el fondo tenía razón…» Por un lado la Iglesia y su cúspide, el Papa pasan a ser amenaza directa de todo integrista que se precie, elemento con el que pueden jugar ahora para pedir desde el apoyo de los gobiernos occidentales más reservados para con la Santa Sede a jugar con ventaja en, por ejemplo, la próxima visita que realizará en noviembre Ratzinger a Turquía, que recordemos está gobernada por un gobierno islamista -moderado, como bien nos aclaró en su momento Ana de Palacio en uno de sus momentos de lucidez meridiana. Por el otro lado, los cuatro déspotas que representan las teocracias islamistas más represivas y retrógradas amplifican toda crítica de occidente a su religión y la transforman en afrentas para ejercer más presión sobre una sociedad occidental con quizás demasiado cargo de conciencia y facilidad para autoincupalse.

Uno es que ve demasiado 24 y similares.

En fin, como diría Ignatius J. Reilly, este mundo tiene una total «ausencia de geometría y teología adecuada…»

Contraprogramación de pelotas

Ayer al parecer jugaba España contra Túnez en el Mundial-del-que-no-se-puede-hablar en Internet sin pasar antes por caja, y lo retrasmitían simultáneamente los de Cuatro y La Sexta, el resto de las cadenas de TV estaban a verlas venir hasta las 22:45, hora a la que se supone que debería acabar sin tener en cuenta lo que el árbitro tuviera a bien añadir. El caso es que, Tele 5, haciendo una vez más gala de su característica impresentabilidad, anunciaba que emitirían CSI Las Vegas a las 22:15 tras Camara Café. Sin embargo, consideró que era mejor cascar cerca de media hora de publicidad desde las 22:15 hasta las 22:45, poner la entradilla de CSI Las Vegas, volver a publicidad y cuando se aseguró de que el partido había acabado, empezar a emitir el capítulo. Lo mejor sin duda, es a eso de las 22:30 puso un anuncio de que «hoy a las 22:15, CSI Las Vegas…», sin comentarios. Para algo que a uno le apetece ver en la TV…

Por cierto, por si fuera poca la tomadura de pelo, cuando acabó el episodio pusieron la típica cortinilla «Volvemos en un minuto…» con el cronómetro a lo 24. Cronómetro en mano, resulta que volvieron de verdad en un minuto… 50 segundos… uooo, el tiempo en la TV pasa volando… digo yo, ¿eso no es como mínimo multable de alguna forma?