Israel, Israel

Hay una cosa que me maravilla de Israel. Y es que, mientras el resto del mundo flipamos en colores con las acciones militares que suelen emprender, a ellos se la resbala totalmente y seguramente digan “¿y?, ¿algún problema?” Ayer me comentaban esa escena de Munich, la película de Spielberg, en la que Golda Meir sentenciaba que había tomado una decisión

El resto de la comuna internacional se indigna y se rasga las vestiduras. La ONU se enfadará y lamentará profundamente lo sucedido y como mucho su Consejo de Seguridad emitirá una “dura” carta de protesta con la que Israel se limpiará el… Europa condena el ataque y acto seguido seguirá haciendo negocios y permitiendo que participen en sus foros… Los Estados Unidos… bueno, para qué comentar… y el resto lo olvidaremos en cuanto empiece el mundial y Mahmoud nos regalará alguna otra perla.

Y como dirían los responsables hebreos… “¿y?, ¿algún problema?

Sólo nos queda decir… Israel, Israel, ¡qué bonito es Israel! y mejor que decirlo, cantarlo…

Nótese la sutil ironía de la letra de tan distinguida superproducción musical con efectos visuales que ni los videoclips del Jackson ese.

Deja un comentario