Y Michael Jackson murió

Esta semana estoy al otro lado del charco por trabajo y acabo de ver en las noticias el boom de la muerte del Rey del Pop, Michael Jackson. La mayoría de las cadenas están en modo mono-tema y Larry King tiene en quince minutos preparado show especial.

Yo la verdad es que no soy muy fan de su trabajo. Por casa está una cassette de Bad y un VHS de Thriller, heredados de la familia, y tendría que mirar los vinilos de mi tío, pues lo mismo hasta me llevo una sorpresa. En cualquier caso, si a uno le preguntaran quién es el rey del pop, la estrella sobre las estrellas, seguramente inmediatamente diría que es o era Jackson.

Con un personaje tan estravagante, que ha llenado libros y libros de psicólogos son sus peculiares “peter panadas“, que más de uno catalogaría de infantil, también ha sido bastante listo o se supo asesorar bien, pues el catálogo de derechos de autor que llegó a controlar pasa por The Beatles, Elvis -el otro Rey, pero no del pop-, etc.

Tiempo es para sus fans de llorar, de las discográficas de reeditar todo lo que puedan tener de él, de los medios de poner el Thriller y sus vídeos ochenteros y de los noventa, y sobre todo, de las Anasrosasquintantas del mundo de sacar toda la mierda que puedan del baúl de los recuerdos, juicios, operaciones, drogas y todo lo que se puedan inventar. Y es que un fallo cardiaco como posible causa de la muerta deja la puerta a mucha mierda.

Es buen momento para eBay.

Larga vida al mito.

1 thought on Y Michael Jackson murió

Deja un comentario