¿Y por qué ha suspendido mi niño?

¿Y por qué ha suspendido mi niño? Si le compramos el ordenador estas navidades… con eso hacen los deberes, ¿no?

Esta cita no la he oído yo. La ha oído mi madre, que lleva más de media vida enseñando. Y no la oyó  ayer ni hace un año. La ha estado oyendo desde hace diez años a padres “sorprendidos” por los suspensos. A día de hoy, la mayoría de los libros de texto traen CD con actividades adosados a la parte interior de la contraportada. La mayoría siguen precintados. Y no es porque no tengan ordenadores. De hecho, falta de todo menos ordenadores. Empezando por motivación por parte de todas las partes.

Y eso no se arregla haciendo pedidos a Dell ni otro fabricante.

2 thoughts on ¿Y por qué ha suspendido mi niño?

  1. Mi favorito (por cercano, en la familia, vaya) es el de los profesores que se quejan de que los críos vienen sin criar y que no empezaron a ser unos energúmenos a los 15, que ya lo serían de pequeñines y los padres no hicieron nada…

    …y luego tienen críos que a los 3 años son unos cafres que gritan, pegan (con sus puñitos y piernecitas, pero pegan) hostias a la gente si quieren algo, pero: “Jiji, es más brutito… Ay, hija, bastante guerra me da, como para decirle algo”.

    [risas enlatadas]

  2. Yap, a mi se me ocurría de enano ir dando hostias a la gente y el cruzado mágico de cara seguro que caía. No hacía falta si quiera probar empíricamente la consecuencia, la sola amenaza era suficiente.

Deja un comentario