Felices 30, Constitución

Hoy la Constitución de 1978 cumple treinta saludables años. Yo ni había nacido y mis padres fueron a votarla. Hace treinta años se repartieron millones de copias como la que conservo, de bolsillo, letra enana y presentación espartana.

Ejemplar de la Constitución Española de 1978

Ejemplar de la Constitución Española de 1978

Hoy, entre otras cosas, los periódicos, radios y televisiones recordarán el momento al tiempo que podremos disfrutar de los políticos enfudados en sus mejores corbatas a cargo de sus gastos de representación contando chascarrillos de las largas noches y debates a los que seguramente ni asistieron, llenándose la boca con el yo estube allí y nosotros hicimos y pusimos tal y cual Pascual. De la misma manera que hace el gobierno de turno, que se apropia del Estado y ellos gastan e invierten y dan dinero a nosotros los ciudadanos, olvidando que antes nosotros hemos contribuido a que ellos gasten nuestro dinero vía impositiva, hoy los políticos se enorgullecerán de que ellos con gran sentido de estado hace treinta años nos dieron, hicieron y dialogaron el texto refrendado.

Bien cierto es que la clase dirigente redactó el texto, pero no es de ellos, es de todos nosotros. Así que mejor que darse autobombo mañana, los políticos deberían retomar ese espírito constructivo de fuenteovejuna y seguir mirando al futuro y dejarse de dimes y diretes y “me has llamado” o “me has dicho” y descalificaciones baratas, insultos a votantes ajenos, etc.

Si algo nos meremos el pueblo es una clase política un poco decente y válida y no que sea una especia de beneficiencia de poderosos y enchufismos variados donde las cuotas y las mediocridades son la nota predominante.

Felices treinta y dentro de otros treinta, esperemos seguir por aquí comentando la jugada del momento.

5 thoughts on Felices 30, Constitución

  1. ¡Fuera, exclamé, la horrible pesadilla, fuera! ¡Libertad! ¡Constitución! ¡Tres veces! ¡Opinión nacional! ¡Emigración! ¡Vergüenza! ¡Discordia! Todas estas palabras parecían repetirme a un tiempo los últimos ecos del clamor general de las campanas del día de Difuntos de 1836.

    Que optimista… en 30 años ya no estaremos aquí. Habremos sido víctimas de nuestro desarrollo imparable e implacable.

  2. Señor Paranoico, me ha encantado su cita a Mari Pepe, pero creo necesario hacerle notar que ha olvidado especificar la fuente.

    Salud y República.

  3. Creí que poniendo la frase “Día de Difuntos de 1836” era suficiente. Y además es uno de sus escritos más famosos.

    Disculpe las molestias. No le volveré a sobreestimar.

  4. Jaja, no se lo tome tan a pecho. Era una simple observación. Ahora que está tan moda esto de la memoria histérica, bueno es recordar a ilustres como Mari Pepe.

    Larga y Próspera Vida.

  5. Nunca podremos saber que pasaría ai ahora se votase esa constitución, pero lo que si es verdad es que nos ha dado 30 años de tolerancia.

    Eso si, toda la razón en que la panda de chupopteros que nos gobiernan pueden conseguir que nos cansemos de ella, porque ya les vale haber convertido nuestro parlamento en un recreo infantil

Deja un comentario