Un paso más hacia la Internet Soviética

Al final ayer lunes se acabó aprobando las llamadas “enmiendas torpedo” en el comité para el Mercado Interno y la Protección al Consumidor (IMCO) que van a permitir que nuestros queridos Estados autoricen a las innombrables y todopoderosas a que nos espíen un poquito más y de paso nos capen a discreción las conexiones de banda ancha. Se ve que el IMCO está muy preocupado por el descenso debido a la crisis-digo-antipatriota-desaceleración-económica de la venta de vehículos de lujo y artículos con el 16% de IVA de escasa primera necesidad que por todos es bien sabido hacen las veces de musa y fuente de inspiración de estos nuestros artístas patrios de la talla del de la fritanga avícola.

De pasada rápida por las actas y resultados del cónclave de eurodiputados de este lunes, te puedes encontrar con varias perlas de enmiendas que están tan bien redactadas que parecen muy inocentes y lo hacen en el fondo por el bien de los ciudadanos, ya saben, los idiotas que vamos a meter papelitos en papeleras transparentes con variopintos nombres cada cierto tiempo.

Ahí van un par, con los enlaces a los PDFs en castellano de las enmiendas propuestas y aprobadas por el comité:

Enmienda 9 (página 9)
Propuesta de directiva – acto modificativo
Artículo 1 – punto 12

Directiva 2002/22/CE
Artículo 20 – apartado 6 bis (nuevo)

Texto de la Comisión Enmienda
(nuevo) 6 bis. Los Estados miembros velarán por que los abonados reciban información clara en caso de violación repetida de los derechos de autor y de los derechos afines de manera que puedan poner fin a sus actividades ilegales.

Justificación

Internet debe quedar exenta de comportamientos ilegales. Por ello, los abonados y los
operadores deben colaborar en la lucha contra la piratería y las actividades ilegales en línea.

Enmienda 104 (página 48)
Jacques Toubon
Propuesta de directiva – acto modificativo
Considerando 37 bis (nuevo)

Texto de la Comisión Enmienda
(nuevo) (37 bis) Hay que recordar en el marco de la presente Directiva el considerando 3 de la Directiva 2004/48/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 2004 relativa al respecto de los derechos de propiedad intelectual, según el cual, sin medios eficaces de tutela de los derechos de propiedad intelectual, la innovación y la creación se desincentivan y las inversiones se reducen. Es pues necesario velar porque el derecho material de propiedad intelectual, que está hoy ampliamente integrado en el acervo comunitario, se aplique efectivamente en la Comunidad. A este respecto, los medios para proteger su ejercicio tienen una importancia capital para el mercado interior.

Justificación

La referencia a la Directiva 2004/48/CE está destinada a justificar el mantenimiento del
artículo 20, apartado 6, que establece que, cuando se celebren contratos entre los abonados y
las empresas que proporcionan servicios o redes de comunicaciones electrónicas, se informe
claramente a los abonados, antes de la celebración del contrato y posteriormente, de su
obligación de respetar los derechos de autor y derechos afines en relación con las redes
electrónicas.

La primera viene a decir “te vamos a spamear como pensemos que te estás descargando algo ilícito” y la segunda, que “hay que colocar medidas de vigilancia para preservar la obra de los desvalidos y desamparados autores.”

La batalla todavía no está perdida, aunque la cosa no pinta nada bien. Por lo que cuenta la gente de InformáticaVerde, los pobrecitos europarlamentarios solicitaron que todos los correos solicitándoles que escucharan al pueblo al que dicen representar acabaran en los buzones de correo no deseado o SPAM para abreviar, votaron casi todos a una por la aprobación de las enmiendas y luego, seguramente, aquellos que cohabitan Pirineos abajo se fueron a tomar cañas.

En septiembre se debe aprobar en el Parlamento la reforma de estas normativas y la inclusión de estas enmiendas. Aún puede que suene la flauta y lo mismo tiren algo para atrás, aunque yo lo dudo mucho.

Como he leído por ahí, el Gran Hermano de Orwell se va a quedar en cuento infantil.

A mamarla.

Deja un comentario