Silencio de radio

Kent 500

No se me intranquilicen los escasos lectores. No es que hayamos abandonado este pequeño reducto del egocentrismo en estado puro que es el mío blog. Sencillamente he estado liado. Muy liado este último mes y con varios frentes abiertos que me han impedido sentarme un rato y tirar unas líneas. Y no sería por ideas, que tengo unos cuantos borradores, pero el cansancio y cierta desgana han hecho mella y relegado al save draft la mayoría de las entradas.

Continue reading