Hace tres años

Hace tres años a estas horas estaba en una desierta cafetería con un par de amigos. Uno de ellos había estado por la mañana en Atocha. Entre ansiolíticos y demás productos estaba mucho más tranquilo que por la mañana. Iba como todos los días para el hospital donde estudiaba medicina en la C-5. Le tocó salir por patas de Atocha. Cuando llegó casi a Méndez Álvaro, llamó a su madre para tranquilizarla y llamó a uno de nosotros para decirle que estaba bien. Eso sí que es mantener la cabeza serena para evitar posibles histerias familiares. E hizo bien, pues al cabo de un rato, las redes móviles estaban colapsadas o restringidas para servicios de emergencias.

Cuando las bombas estallaron yo estaba levantándome para ir a la Universidad. Turno de tarde y en Ciudad Universitaria. Obviamente no fui. Mi madre me acuerdo que me dijo algo como que “los de la ETA han volado trenes en Atocha.” Lo pensamos todos en esos momentos. Yo no me lo podía creer. Me bajé al salón, encendí la tele y todas las cadenas empezaban a dar tímidos datos. Me acuerdo que en ese momento entrevistaban en Antena 3 a Jesús Caldera en el programa matutino. Pasé el día entre la televisión, la radio e internet. Fue como el 11 de Septiembre de 2001. Tele, radio e internet. Y no poder terminar de creértelo.

Al ver las primeras secuencias temporales me di cuenta de que mi amigo el doctor iba a esas horas al 12 de Octubre. Traté de llamarle pero la red estaba totalmente sobrecargada. Por suerte él ya se había puesto en contacto con la gente para decir que estaba bien y todos tranquilos. Al fin al cabo de unas horas logré dar con él que se volvía para su casa, pasando antes a ver a su padre que es médico.

Al día siguiente bajé a Madrid. La gente de clubes de la Escuela íbamos a preparar una pancarta para la manifestación. De camino a la Universidad compré El País de ese día. Aún guardo esa edición. Ya comienza a amarillear y está totalmente arrugada por la lluvia que cayó ese día. Yo llegué a casa a no sé qué hora totalmente empapado.

Ese viernes aún la prensa y los políticos clamaban por la unidad y la repulsa de los atentados. Al día siguiente la cosa cambiaría radicalmente. Mis amigos y yo decidimos ir al cine para aislarnos de tanto jaleo. Un par de horas sin saber qué estaba pasando fuera y desconectar un poco. Gothika, sesión de las 22:45 en Kinépolis en la sala 20. No me acuerdo de qué iba la película. Halle Berry con fantasmas. Nada más. Esa jornada de reflexión estaba siendo de todo menos de reflexión.

Al día siguiente, 14 de marzo. Elecciones Generales. Eso para otro día.

2 thoughts on Hace tres años

  1. Como casi todo diox te comentará del tema central, te comento yo del secundario: qué malucha era Gothika, verdad? Y qué mal (pero qué mal) estaba Pe.

  2. ¡Ah! ¡La Pe, cierto, haciendo de tarada! Qué mala era la película… como digo, es que ni me acuerdo. Fuimos al cine por desconectar y claro, nos metimos a lo primero que había en cartelera.

Deja un comentario