Primary objective completed: Mission accomplished

Así no se ponen las manos en el volante

A la segunda va la vencida, y hoy por fin ya soy apto para conducir todos los vehículos a los que autoriza el permiso B de conducir :). Nos ha tocado esperar a los tres de la autoescuela que nos examinábamos hoy la friolera de dos horas y poco. Encima, en mi caso, como era el último, me ha tocado esperar más. Y como hacía más frío que en verano y en la Jefatura Provincial de Tráfico, al estar al raso y en elevado, el viento hoy era especialmente cortante. No hemos pasado de los 7 graditos esperando a un examinador se dignara a prestarnos atención.

Yo no soy supersticioso, pero como era el segundo intento y como suspendiera tocaba acoquinar más leuros todavía, pues decidí recurrir al Santo. No San José María, si no a San Teleko. Vamos, que me he llevado la camiseta del santo de 2005 para ver si se me aparecía y ponía la zancadilla a las abuelas antes de que cruzaran por el medio de la calle. Parece ser que dio resultado, con eso de que ahora estamos en época de exámenes y no pudo hacer acto de presencia en su onomástica pasada.

Según contaba mi profesor de la autoescuela, desde hace unos meses han tenido a bien unificar dos de los turnos de la mañana en uno. Así, si suspenden acaban antes a con los sufridos alumnos, se marchan a casa a no hacer nada o lo que tengan que hacer. Que ya sabemos que la vida laboral del funcionario prácticamente imposibilita la conciliación con la vida familiar. Esta unificación de turnos se traduce en que llegas a la hora que te dicen y a los quince minutos con suerte salen algunos sujetos inquisidores buscando a sus víctimas, y sale el “primer turno.” Pero, ¿no estaban unificados los turnos? Uno supone entonces que de una tacada se quitarían todos los que esperan a ser examinados. Iluso de mi. Dos horas de nada esperando al segundo turno. Y claro, mañana perdida en el trabajo que uno esperaba que sólo fuera media mañana. Iluso nuevamente.

Con todo, a eso de las dos y poco empecé con buen pie el examen sacando el coche desde la Jefatura de Tráfico. Luego al ver mi único fallo leve descubrí que se olvidó señalizar con tiempo la cosa. Esos intermitentes de moda… Paseíto por Los Rosales de Móstoles, con estacionamiento incluido en línea y un poco de pendiente. Para darle más emoción un poco de doble bordillo que hizo que me timara al principio y pensara que estaba volviendo a meter la rueda donde no debía. Pero donde antes fracasé, triunfé en esta ocasión y me alcé con el triunfo final. Y eso que tuve un momento de que casi la hago buena por un ciclomotor que iba lanzadísimo al que el examinador no prestó la menor importancia.

Hoy en casa toca hartarse a series, que hoy arrancan todas tras el parón navideño, 24, Heroes, Studio 60 on the Sunset Strip y Prison Break. Luego echaré cuentas para ver cuánto me he dejado en el aprendizaje. Por lo pronto, unos 1450 €. Nuevamente elegimos mal la profesión.

Y para mañana ya casi, a por el coche.

2 thoughts on Primary objective completed: Mission accomplished

  1. Sobre mi propósito de ver la serie de tu CB, tranquila MeriSu, he empezado a ver el piloto. Digo empezado porque me empecé a quedar un poco dormido, no por aburrimiento, pero sí por cansancio acumulado. Hoy después de Friday Night Lights me pongo el piloto y me lo termino. 😉

Deja un comentario