Ahorrando cables con Power Over Ethernet

Las vacaciones de Navidad sirven entre otras cosas para poderse dedicar a arreglar problemillas y hacer chapuzas que uno tiene pendientes por casa. En mi caso, tocaba entre otras cosas buscar una ubicación mejor para mi punto de acceso para que llegue a todos los rincones de la casa y sin que tuviera las caídas de señal que sufro de vez en cuando, hasta donde ningún AP haya llegado antes. El caso es que tras conectarle el cable de red más largo que tenía y un alargador para el transformador, me puse a moverlo. Al final acabó bastante lejos de su antigua ubicación, con un alargador y encima conectado “fuera” del SAI de protección eléctrica.

WAPPOE12 Elementos

Para colmo, tanto cable y alargador pone a mi madre de los nervios, así que tocaba buscar una solución para eliminar cables. Recordando las enseñanzas de la carrera, en una optativa de segundo ciclo comentaban todas las distintas tecnologías para conectividad local y una de ellas es el Power Over Ethernet, una solución para llevar alimentación eléctrica por el mismo cable de datos de las redes de área local ethernet. Por desgracia aún no hay mucho producto en el mercado, pero Linksys, fabricante de mi punto de acceso tiene un pequeño kit para precisamente hacer lo que quería hacer: eliminar el cable eléctrico y poder volver a tener todos los cacharros detrás de la protección del SAI.

Así que manos a la obra, encargado y recibido el juguete, WAPPOE12, por unos 40€, tenemos los siguientes elementos:

[fa:p:id=347904641,s=m,l=p]
  • Inyector de potencia al cable de red, el elemento PSE
  • Separador de datos y alimentación, que esl el Power Device o PD en este caso, ya que el AP no soporta POE.
  • Transformador para alimentar al inyector.
  • Cable eléctrico para conectar el transformador a la red eléctrica.
  • Cable de red UTP de categoría 5 para unir el inyector con el separador en caso de que no tengamos.
  • El esquema de conexión es bien sencillo:

    Linksys WAPPOE12, esquema de conexión

    Este kit cumple con la especificación del IEEE 802.3, 802.3u y 802.3af para Power Over Ethernet, inyectando 48V de continúa por el cable de red y permitiendo una separación máxima de 100 metros, así que no hay problema con las distancias a alcanzar, antes deja de funcionar la ethernet. La potencia máxima que permite este estándar es de 15.4 watios con una corriente máxima de 400 mA. Al final, a la “salida” del conector de alimentación del separador le entrega al punto de acceso 12 bonitos voltios con los que alimentar las antenas y sus circuitos. Eso sí, aunque indica que cumple la especificación 802.3af, que es capaz de trabajar con cables de categoría inferior a la 5, en las especificaciones indican que se precisa de un CAT5 o superior para que funcione correctamente todo y no se produzcan pérdidas de datos.

    Una vez alimentado el inyector, éste no se pondrá a meter chicha al cable de datos hasta que no conectemos también el cable de red que comunica el inyector con el switch o el cacharro que tengamos en la infraestructura de red local que dote de conectividad al punto de acceso con el resto de la red. Además, tanto el inyector como el separador incorporan un diodo LED indicador de si reciben o no alimentación.

    En definitiva, con estos dos dispositivos de escaso tamaño (80 mm x 22 mm x 56 mm) nos ahorramos tener que llevar un cable más de alimentación hasta elementos de red. De acuerdo que la solución es bastante más cara que hacerlo a mano, pero paso de volar equipamiento que cuesta más porque se me olvide respetar la polaridad o bien degradar el cable tanto que tenga más pérdidas de datos que otra cosa.

Deja un comentario