¿Cómo se maltrata una serie?

Esta pregunta me surge tras comprobar que hoy TVE-1 está cascando tres episodios seguidos de la segunda temporada de Lost. De 22:00 a 00:45. Nada más y nada menos. Y luego se preocupa el gobierno de que muchos niños se dedican a ver la tele en vez de dormir a partir de las doce de la noche, tal como comentaba El Descodificador. Y claro, a la mañana siguiente van finos al colegio.

Henry Gale

He visto los cinco primeros minutos del episodio por ver por dónde van. Ana Lucía va a tener una charla con Henry… parece que no les queda mucho para ventilarse la temporada completa. En cualquier caso, salvo contadas excepciones, yo no soy capaz de tragarme tres capítulos seguidos y menos con anuncios de una serie. Cada episodio de estas series se diseña quirúrgicamente para crear expectación para la semana siguiente, y si largas tres episodios seguidos, pues luego no te quejes de que no tiene la audiencia esperada. Sobre todo si los episodios no son cerrados. Si alguien está cansado y se va a la cama, es muy posible que la siguiente semana no lo vea porque ha perdido el hilo. Le falta un episodio por ver. No es como el caso de los CSI, donde el segundo capítulo tiene menor audiencia por lo general. Pero no se te cae, la gente va a seguir viendo el siguiente la semana próxima al no exigir tanta dedicación.

Hay quien me dice que la audiencia española no es la americana y que si programan las series así es por algo. Si Antena 3 ha tenido que ventilarse 24, los 4400 y la mitad de su parrilla, Lost no lo ve la gente en la Primera, ¿no será porque están planteando mal las series de continuidad? Al final llegan a los absurdos de los maratones de 24 que organizó Antena 3. Si tenías TDT, cierto fin de semana de octubre cascaron por el canal digital Antena 3 Neox seguidas 12 y 12 horas de 24, toda la quinta temporada, primero el sábado y luego el domingo. Lo mejor es que ese mismo domingo a las 22:00 Antena 3 echaba en su canal principal el final de la serie. Final por llamarlo de alguna forma. Cascaron los cinco o seis últimos episodios, de tal forma que acababa a eso de las dos menos algo de la madrugada. ¿Qué ocurría mientras tanto en Neox? Simple: el reloj de Jack Bauer corría más rápido en cada episodio. Sin apenas un par de minutos de publicidad entre cada “hora”, a cada una que pasaba, Jack le sacaba más de 15 minutos a Antena 3, acabando a eso de las 00:00 con uno de los mejores finales de temporada. Una lástima. Para una vez que echaban la serie en “algo” de panorámico y no como hacen con el resto de las series, que las recortan y relegan al 4:3 en vez del 16:9 original. HDTV Ready, me río…

No es el caso de otras como Anatomía de Grey, House o similares, que tienen episodios más cerrados aunque continúen las tramas más secundarias capítulo tras capítulo para luego ir creciendo y hacerse principales en los finales de temporadas. Estas parecen funcionar mejor. La cuestión es, ¿aquí gustan menos las series de gran continuidad? o sencillamente ¿saben las cadenas programar? Yo personalmente creo que las series de continuidad gustan: la gente se traga los novelones. Es cierto que no es lo mismo una Esmeralda la fea Rebelde -título seguramente de la siguiente maravilla sudamericana con la que nos deleite alguna cadena pública- o el Al Salir de Clase de turno que una serie de “importación” de prime time. Pero si las primeras enganchan, ¿por qué fallan las segundas?

Otro factor importante creo yo de las bajas audiencias es que la población friki enganchada a las series tira de la mula o el bitTorrent para bajarse la serie original, que normalmente lleva bastante ventaja a la doblada. Yo no creo que éste sea un factor decisivo. En el fondo, seguimos siendo minoría la que se los baja y en otros países europeos estas series de grandes cliffhangers triunfan enormemente.

¿Cuál es la solución? No la sé. La verdad. Aunque yo me plantearía quizás diversificar un poco, no dedicar una noche a dos o tres episodios seguidos: pon un sólo de dos series buenas y luego si quieres, el tercero, el de doce a una, reposición de otra temporada si no tienes un Buenafuente que te ayude. De este modo, si alguna serie no funciona la puedes mover sin que se te caiga toda la programación de ese día. Antena 3 debería aprender y cuestionarse cómo lo han hecho este primer trimestre. Eso sí, en los dos últimos meses han puesto más películas que nunca. Otra cosa distinta será la calidad de las mismas, pero ese es otro cantar…

Deja un comentario