Cobrar por cobrar

Hoy se me ha ocurrido llamar para ver el consumo actual de móvil a Movistar a su servicio de consulta de consumo y factura. La verdad es que lo hago de vez en cuando, sobre todo cuando se acerca el fin del periodo de facturación para ver si “llego” al mínimo del contrato, los 9 leuros en llamadas, y sí, tampoco gasto tanto móvil. Y mira qué maravilla sorpresa me llevo, me avisan de que a partir del 18 de diciembre, las llamadas hasta ahora al 666 gratuitas pasan a costar 15 céntimos de leuro. No, si ahora vamos hasta que tener que dar las gracias a las compañías porque les digamos a cuánto asciende nuestro gasto en su empresa por la prestación de sus servicios. El caso es cobrar por todo.

A mi la verdad es que no me afecta porque cuando me acuerdo de mirarlo es cuando tengo un ordenador delante y lo hago por la web de Movistar para clientes. Pero me están empezando a tocar muy mucho los cojones los del moco amarillo-verdoso y si les da por alguna cacicada más de estas lo mismo me da por probar eso de la portabilidad de número a otra compañía, ahora que están empezando a salir los Operadores Móviles Virtuales y el Currufur entre otros tiene ofertas nada despreciables. Otra cosa es cuánto tiempo van a mantener el servicio a esos precios.

Siguiendo el hilo de los Operadores Móviles Virtuales, no termino de entender el planteamiento de Movistar y su “matrix”, la Telefónica. Ahora que entran en juego más operadores y mas competencia, los asentados se dedican a incrementar el coste de los servicios secundarios. Puede que por llamadas bajen un céntimillo durante tres meses o que la navegación por Internet en verano por sus pasarelas móviles sea más barata, pero en cuanto te descuidas, te pegan unos palos alucinantes que te dejan temblando a base de doblar los costes de navegación, consulta de saldo/consumo, etc. A este paso van a aprender de los bancos y cobrar hasta por los SMS de aviso de factura.

De acuerdo que los operadores móviles al igual que los fijos deben ir orientándose poco a poco a la oferta de más servicios de valor añadido por los que los usuarios estaríamos dispuestos a pagar. Así irían subiendo el porcentaje de tráfico de datos frente al tráfico de voz, donde algún día llegarán a sacar de ahí sus dineros. Pero no se trata se aumentar el ARPU a costa de incrementar el precio de los servicios. Se trata de incentivar a los usuarios a que usen más sus servicios.

Pero como seguramente alguien me diría, si lo hacen es por algo. Sus cuentas habrán echado y saben cuánto pueden exprimirnos sin sentir la inmediata necesidad de salir corriendo a la competencia y arriesgarnos a perder el número. Juegan con ese factor. Yo sigo con mi ADSL original de Terra-ahora-Telefónica por mi IP fija. Adoro y necesito IP fija, por mucho sistema de dns dinámico que exista.
Lo peor es que, bien por vagancia bien por comodidad, seguiré siendo azul y me quedaré donde estoy… si no, tiempo…

Deja un comentario