Interés desvanecido

Vanished

Hoy me he visto con un poco de retraso el octavo episodio de Vanished, la que se suponía serie estrella de la Fox para esta temporada y que se está desinflando por momentos. Los directivos de la Fox decidieron dejarla en 13 episodios y “ya decidirían” si habría segunda temporada. Después de ver este último episodio lo entiendo perfectamente. El planteamiento de la serie me gustó bastante, prometía intriga y conspiraciones para parar un tren, pero a lo largo de los siete capítulos anteriores la cosa ha ido diluyéndose y he de reconocer que flojeaba.

Lo interesante empezaba a ser el protagonista principal, el agente Graham Kelton interpretado por Gale Harold, atormentado por fracasos tanto personales como laborales pasados y con un estilo muy particular de llevar el caso, un tanto chuleta pero sin llegar al pasotismo ilustrado de personajes como Horatio Caine de CSI: Miami, único en su especie -si no contamos con el universo de la Patriot Act y Jack Bauer- en limpiarse con los derechos civiles los restos de su desayuno. Un personaje listo sin dar asco a lo me-lo-sé-todo y capaz de manejar bien a la gente, tanto al Senador, como a su jefe y sus subordinados.

¡OJO, a partir de aquí caen spoliers de la trama!

Spoiler Ahead!

El caso es que el episodio anterior nos dejaba a un moribundo agente Kelton y en este episodio se lo cargar definitivamente. Vamos, ingresa cadáver en el hospital. Buscando por Google he visto en varios sitios que al parecer Gale Harold había sido despedido de la serie. Los motivos no se han hecho públicos. Lo que sí han contado es la excusa de su muerte: se estaba acercando demasiado rápido a la verdad del secuestro y por eso debía morir. Y voy y me lo creo. No sé si habrá tenido sus problemas con los productores/creadores de la serie, o que al ver que la cosa se iba a pique, decidió saltar del barco antes del hundimiento completo, o si sus posibles extravagancias de actor tocaban demasiado las narices al personal. Seguramente lo acabaremos sabiendo tarde o temprano.

Kelton pasando a mejor vida

Ahora ha sido sustituido en la serie por el agente, compañero y superior Daniel Lucas, interpretado por el invadido Eddie Cibrian. Supongo que hay que llegar a fin de mes o bien esperar el milagro de que en los cinco episodios que quedan las audiencias suban. Risas. Este personaje no aporta nada nuevo más que un lío de faldas nuevo con la periodista entrometida de la serie, que por fin reemplaza a su amante, el cámara que la acompañaba que se esfumó también tras cuatro episodios.

Supongo que terminaré de ver la serie, me quedan cinco episodios más por ser emitidos y luego al baúl de los olvidos y fracasos. Ciertamente, la idea de la serie daba como mucho para una temporada, porque eso de ir detrás de la esfumada esposa temporada tras temporada iba a cansar más que la búsqueda de la hermana del Mulder. Como mucho daba para una temporada, cerrando completamente la serie y luego a otra idea. Es lo que tiene las series de alta continuidad. Cuando tienes algo como CSI o Sin rastro o similares, te aseguras una cierta continuidad de historias que arrastran los personajes, pero no te arriesgas a que la trama principal se te caiga pues es distinta -aunque similar- en cada episodio al ser cerrados. Ya tienes que ser buen guionista creo ya para parir algo que realmente enganche a la gente a lo Lost o 24. Esperemos que las otras series de continuidad que sigo ahora mismo no acaben canceladas, Prison Break y Heores sobre todo. Con Lost no creo que deba preocuparme.

Deja un comentario