15000 Scrobbled songs…

last.fm logo en rojo
15000 canciones en Last.fm

Hoy he llegado a las 15000 canciones enviadas a Last.fm, una comunidad online de música, o como ellos mismos se denominan en su eslogan, the social music revolution. Last.fm es el producto estrella del equipo que desarrolló el motor de Audioscrobbler, el verdadero corazón de Last.fm. La idea del sistema es que, previo registro en su sistema e instalación de un plugin para tu reproductor de audio, el sistema irá recopilando la música que escuchas. Teorías conspiratorias a parte, el servicio ofrece detallas estadísticas de tu perfil musical y te recomienda música basada en conexiones entre artistas. Estas relaciones las realizan los propios usuarios a través del sistema de etiquetado. En sí, Last.fm aliementa sus bases de datos de sus usuarios, tanto de lo que recibe de sus reproductores como de lo que luego los usuarios etiquetan o relacionan a traves de la interfaz web de forma manual. Gracias a este invento uno llega a descubrir grupitos interesantes sin caer en las redes de distribución tradicionales de las discográficas y sus emisoras de radio fórmula a lo 40 principales, que por expresa recomendación médica uno trata de evitar lo máximo posible.

De este modo, los usuarios pueden llevar un pequeño diario musical con sus entradas al más puro estilo de un blog o exportar los datos de su perfil musical como las últimas pistas escuchadas en forma de gráfico, HTML o feeds RSS o XML puro a través de web services proporcionados por el “lado” de Audioscrobbler. La información de los grupos y artistas se mantiene usando un sistema tipo wiki y hasta la fotografía del artista se elige por votación de usuarios. Sus estadísticas generales te dan un verdadero top 10 de lo que la gente escucha.

Estadísticas semanales en Last.fm
Estadísticas semanales mías

El lado social lo tenemos con la posibilidad de crear grupos de aficionados a un tema en particular, que funcionan además como pequeñas democracias donde si uno no está contento puede promover una revolución y presentarse a candidato de lider del grupo. Es bastante gracioso. Hace poco hubo una en el grupo de Rhythmbox.

Emisoras en Last.fm

Por si fuera poco, Last.fm ofrece un servicio de streaming de música bajo la fórmula de radio personalizada. De este modo uno puede ponerse a escuchar su radio personalizada, en la que te ponen música que has escuchado o que es muy parecida a tu perfil musical, la radio de tus vecinos musicales o radio basada en etiquetas. En su última actualización veraniega han añadido la radio de recomendaciones, en la que uno puede fijar el grado de comercial que tengan las sugerencias, es decir, si te ponen cosas muy conocidas o no. El streaming se puede escuchar usando su propio reproductor, disponible para casi todos los sistemas operativos y licenciado como open source para que uno pueda jugar con él. De hecho, las últimas versiones de reproductores para distros Linux incorporan soporte nativo para Last.fm, como es el caso de Rhythmbox o AmaroK. Este último de hecho no sólo manda tus canciones, si no que además se sirve de los web services de Last.fm para buscar artistas relacionados para generar listas personalizadas o es capaz de reproducirte las emisoras de radio de Last.fm. La versión de su reproductor para Linux está aún en fase beta y se estampa completamente al intentar reproducir algo. Están experimentando con el ALSA.

Last.fm player para windows

Por otro lado, si las canciones están disponibles para la radio, las puedes escuchar en forma de preview de un minuto en la página del artista o album correspondiente y en ocasiones, puedes escucharlas enteras si así la han licenciado sus dueños.

¿Y cómo se mantiene esto? Last.fm ofrece por un lado servicios premium bajo suscripción de 3$/mes -en euros menos- y con ello, entre otras cosas, logras tener acceso a mejores servicios de personalización de las estaciones de radio. Además tienen acuerdos con stores online para la venta de CDs o canciones en formato digital.

Desde hace tiempo soy suscriptor y gracias a Last.fm me he ahorrado tener que llevarme mi colección de música al trabajo. En definitiva, la revolución de la música social, mientras no se vendan a las grandes mafias musicales discográficas. Como detalle friki, tienen metido en su equipo a David ‘The Hoff’ Hasselhoff. Será por sus excelentes capacidades musicales.

1 thought on 15000 Scrobbled songs…

Deja un comentario