Prison Break, a la caza de Scofield

No sólo el cole o la Liga de fútbol vuelven en septiembre. Tras la sequía del verano ya tenemos series para aburrirnos. Ayer tocó el turno a Prison Break, premiere de la segunda temporada en Fox. Y esta mañana me lo he visto tras dejar echando humo anoche al Azureus.

Prison Break Second Season

En este primer episodio de la segunda tanda se han centrado más en la fuga que en la trama política, aunque nos han dejado con un final de episodio impactante. Me encanta cuando en un primer episodio de temporada se liquidan a alquien del reparto. En Star Trek Voyager ya lo hacen al comienzo de la cuarta, liquidando a Kes para ser sustituida por Seven of Nine. Aunque de los más alucinantes es en la quinta de 24, cuando liquidan a medio reparto clásico. Son de esos momentos, como comento con Nushh, en que uno se queda en el sitio plantado. Es gracioso ver cómo eliminan a personajes con la clásica de matarlos, aunque en otras series, mejores excusas se han parido. La mejor, la de Cosas de casa, cuando la pequeña de la familia sube por las escaleras y no vuelve a aparecer, pero eso es otra historia. Volviendo a Prison Break, nuestros protas siguen el plan maestro de Michael, que para no variar, dispone de plan de contingencia tras perder su vuelo.

Nuevos y viejos personajes

Sin embargo Michael ya no lo tendrá tan fácil para eludir el brazo de la ley. Junto al Capitán Brad Bellick (Wade Williams), jefe de policía de Fox River y encargado de dar caza a los fugados, aparece el agente del FBI Alexander Mahone (William Fichtner, recuperado de la cancelada Invasion), mucho más refinado que el anterior y más a lo flipadillo-que-todo-lo-sabe. Para empezar, el amigo ha empezado a ver el patrón de los tatuajes de Michael y le sigue mejor el rastro que el pobre Bellick.

Piques en Prison Break

Bellick y Mahone tienen unas palabritas sobre competencias y otras hierbas

Sra. Presidenta

Por otro lado, parece cobrar algo de importancia Terrance Steadman, el hermano de la Presidenta de los States por lo que pasa en su retiro forzoso en Montana. A la que no hemos visto es a la Sra. Presidenta, con una cara de bruja que no puede con ella y a su esbirro del Servicio Secreto que le hace los trabajitos sucios.

Sra. Presidenta y su esbirro

Mrs. Prez y Kellerman

La pobre Doctora Sara Tancredi, a la que dejamos en coma por sobredosis al final de la primera temporada, la tenemos en el hospital, y de David Apolskis o el tarado de Charles Patoshik no sabemos nada, mientras que a T-Bag le podemos encontrar buscando a alguien para que le eche una mano con la suya.

En definitiva, un correcto rearranque, sin desvelar nada nuevo y dejando más clara la idea de un Fugitivo revisado, con los hermanos sueltos y con su idea original de salir del país hacia Méjico, pero seguro que acabarán a la búsqueda de la verdad y tratando de desenmascarar a los conspiradores.
Leí en ¡Vaya Tele! que la Fox -española- va a empezar a emitir en septiembre la primera temporada en castellano y que laSexta había adquirido los derechos para algún año emitirla o destrozarla, como viene siendo habitual con la mayoría de las series extranjeras en la televisión generalista. Así que para los amigos de lo doblado, pueden esperar a que empiecen a emitirla allí, mientras tanto, VO que mola más y además subes el nivel de frikiclorianos.

Lo siguiente para ver, piloto de Vanished.

Deja un comentario